Higiene Facial

La higiene facial consigue eliminar las células muertas que se encuentran en la capa más superficial de la piel. Allí es donde actúan distintos factores externos contaminantes, causando que los poros se obstruyan y la piel precise de hidratación y oxigenación. Es un procedimiento que, mediante una serie de pasos permite retirar del rostro residuos de maquillaje, impurezas y células muertas. La limpieza, exfoliación, extracción y mascarilla ayudan a combatir el acné, regenerar la piel y eliminar algunas cicatrices. De esta forma, paulatinamente irá mejorando la apariencia de la piel. La limpieza facial es un tratamiento de belleza imprescindible para mantener la piel bonita y saludable. Debe hacerse cuidadosamente y combinando distintos tipos de productos según cada tipo de piel, convirtiéndose en un hábito dentro de nuestros cuidados diarios.

60

Tiempo de Tratamiento

10

Número de Sesiones